the 3 secret weapons of every successful entrepreneur

improve yourself

“People often ask me how I became a successful entrepreneur? Those same people often want to know what personality traits are inherent in entrepreneurs who are successful. Okay folks I will let you in on a little secret; ENTREPRENEURS ARE CREATED NOT BORN!

I began my journey in the internet marketing business with a very limited knowledge of the internet. In fact, I had never used the internet for anything more than sending an occasional email. I did encounter frustrating obstacles and at times giving up seemed plausible. Within those fleeting moments, I realized that there are three attributes that will sustain an entrepreneur as they struggle to reach their goals. I have learned to develop and perfect these qualities because with them I become invincible. These are the key ingredients to your recipe for success!

 1_Optimism 

Ever heard of a self fulfilling prophecy? You have to believe in yourself! If you truly believe that you can achieve your dreams then you will. If you surround yourself with positive things then you are creating the environment for success.

2_Persistence 

When things get difficult you can either give up or make a conscious decision to keep trying. It is the nothing ventured, nothing gained mentality that drives success! You have to constantly re-evaluate your goals and modify your plan of attack to fit them accordingly. Determination is a defining factor in EVERY entrepreneur!

3_Resilience 

No matter how optimistic or persistent you are some people will not be open to your vision. Rejection is a natural part of life. That should not impede the pursuit of your dream. I look at rejection as a learning process. What valuable information can I take away from this situation that will help me in the future?

The only person who can absolutely defeat you is yourself! All the others are only temporary set backs. So what are you waiting for? It is your turn to seize your dreams!”

Rebekah Prather

7 premisas para crear una marca corporativa a partir de una marca personal

random thoughts

“A grandes rasgos, el creativo necesitará información sobre ti o tu empresa, tu mercado y la estrategia planteada.

1_¿Cuáles son tu misión, tu visión, tus objetivos y tus valores?
Respecto a la persona es importante conocer la misión, la razón de ser, lo que es la persona, la descripción de lo que la persona hace. Su visión, qué queremos ser, como queremos que nos reconozcan y qué objetivos tenemos para el futuro. Esto afecta en el estilo gráfico escogido para el diseño, y también los valores. A veces los valores se pueden intuir y representar en el diseño de la marca.

2_¿Qué te hace diferente?
También sería interesante mirar si vale la pena resaltar alguna competencia en particular. Alguna que verdaderamente destaque sobre las demás.

3_¿Cuál es tu público?
Por otra parte necesitará saber a quien te diriges, quien te va a contratar o a comprar. Como es tu público y como se comporta. No utilizaremos el mismo lenguaje gráfico para dirigirnos a adolescentes que a ejecutivos, por ejemplo.

4_¿Cuál es tu posicionamiento?
¿Y que necesidad cubres con tu propuesta de valor? ¿Cuál es el mercado y sector donde se va a realizar la actividad? ¿Es algo nuevo? ¿Algo que mejora lo que ya existe?

5_¿Quién es tu competencia?
Vale la pena invertir rato estudiando a la competencia directa e indirecta. Analizándola puedes corregir aquello que no les funciona y mejorar lo que les funciona. Respecto a la imagen corporativa, es importante ver el tono y código gráfico que utilizan los demás, justamente para no realizar nada parecido y destacar más.

6_¿Cuál es tu slogan?
Puede ser muy útil también aportar mensajes o slogans que se hayan pensado (si es necesario, ya pasarán por manos del creativo para afinarlos); pueden ayudar en la comunicación si los integramos en la identidad corporativa.

7_¿Cuál es tu estrategia de visibilidad?
¿Qué comunicación vas a hacer, donde vas a aparecer, en que redes? ¿Vas a hacer merchandising?
No es lo mismo diseñar una marca para a un medio que para otro. Vale la pena conocer bien cual va a ser su difusión para adecuarla correctamente.

Con esta información, el creativo tiene las suficientes premisas para diseñar y alinear perfectamente la marca corporativa (la parte gráfica y visual) con la personal. En todo proceso de marca personal se recopila esta información. Bien analizada, puede ser muy útil para que un creativo pueda realizar con precisión su marca corporativa.

Así que aquellas personas o empresas que necesiten crear su marca corporativa, deberían hacer una reflexión sobre su marca personal o bien contratar los servicios del Personal Branding para ayudarles a definir y enfocar su marca.”

Ruben G Castro marca personal & marca corporativa (rubengcastro.com)

Las marcas según Aaker

publications

Los 20 principios esenciales del branding que permiten la creación de marcas fuertes a cargo de uno de los gurús de este campo, David Aaker. Un gurú que recuerda que las marcas tienen fortaleza, son poderosas. Que constituyen un núcleo de las relaciones con el cliente y son una fuerza con impacto financiero. Los principios que reúne en este libro pretenden facilitar un total entendimiento de la marca y de cómo gestionarla. Para empezar, es necesario reconocer que las marcas son activos que dirigen la estrategia y que cada marca necesita contar con una visión, una descripción articulada de su imagen aspiracional. Las amenazas a la marca, sus posibles extensiones y el papel de lo digital al construirla son puntos clave del libro.

Las marcas según Aaker, de David Aaker y Roberto Álvarez del Blanco
Empresa activa, Barcelona, 2014
318 pàgines, 18 € (e-book: 5,99 €)

design thinking: aprende a pensar como un diseñador

concepts & definitions

“Cuando hablamos de design thinking, rápidamente nuestra mente se va a traducir el término al castellano, perdiendo todo su glamour: pensamiento de diseño. Realmente sería una pena quedarnos con la traducción literal del término, porque design thinking es mucho más que la manera de pensar de un diseñador. El término design thinking lo popularizó Tim Brown, el CEO y presidente de Ideo, y hoy en día es toda una corriente de pensamiento entorno al desarrollo de productos y servicios.

Pero para ver si tratamos de encontrar una explicación, la primera pregunta que se nos ocurre es: ¿cómo piensa un diseñador? Pues imaginemos que encargamos el diseño de un nuevo concepto de bolígrafo. Según el design thinking deberíamos pensar más allá de que el objeto cumpla su función de escritura. Un buen diseñador pensaría en su apariencia física, su ergonomía, su color, su peso, cómo podemos guardarlo, …, en resumen, un montón de variables que implican mucho más que el mero hecho de que el bolígrafo pinte correctamente. Tim Brown pone el ejemplo de Edison, que se hizo famoso entre otras cosas por inventar la bombilla. Pero lo realmente importante es que fue capaz de desarrollar el transporte de electricidad desde el lugar de producción hasta el lugar donde se debía encender la bombilla. El invento aislado de la bombilla no valee nada si no existiera toda la red de transporte de electricidad. Por tanto, ese es el verdadero design thinking, el que abarca todo el problema con una visión global.

Si buscas en Google el término design thinking, la información es amplia sobre todo en páginas en inglés, y la mayoría de los autores y profesionales describen un proceso que abarca entre 3 y 7 pasos.

design thinking en 7 fases

Generalmente, los pasos son comprender, observar, definir, idear, prototipar, testar e implementar. Para mi gusto, son demasiados. Por eso, después de buscar mucho, entre todas las representaciones que me he encontrado a lo largo de los años, me decanto por la siguiente de la empresa Batterii, que representa con una claridad asombrosa los pasos fundamentales del proceso de diseño.

design thinking en 3 fases

Inicialmente, nos damos cuenta de que hay una oportunidad: es la primera fase. La segunda es materializar esa oportunidad. Esta segunda fase se divide, a su vez, en otras dos: idear y prototipar.
Dicho así, suena sencillo.

1_Empatizar: El primer paso en todo proceso de diseño, al igual que en todo proceso emprendedor, es conocer al cliente, empatizar con él. Sin duda es un proceso que lleva su tiempo, pero nos permite conocer que problemas tiene ese segmento de mercado y descubrir que motivaciones tiene, que objetivos, que acciones realiza y sobre todo qué problemas tiene.
Empatizar y definir los problemas son los objetivos de esta fase. Para obtener este conocimiento existen muchas herramientas, pero en Innokabi empleamos especialmente el mapa de empatía, el customer journey map y sobre todo el lienzo de propuesta de valor y early adopters.

2_Idear: Una vez conocemos a los clientes, y hemos hecho nuestros sus problemas (lo que llamamos empatizar con ellos), el siguiente paso es idear soluciones. Para ello, a través de técnicas de creatividad y gamestorming, desarrollamos las mejores soluciones para el problema que queremos solucionar. Gamestorming consiste en un proceso divergente inicialmente, desarrollo de soluciones y finalmente converger hasta obtener la mejor solución.

3_Prototipar: Como las ideas en nuestra cabeza no valen nada, las técnicas de prototipado permiten convertirlas en realidad. El objetivo es compartir nuestras ideas, hacerlas tangibles con el resto del equipo, comprobar si lo que hemos pensado es útil, si el resto de personas entienden nuestra solución y sobre todo si lo que hemos pensado soluciona los problemas para los que se ha ideado. Prototipar nos permite testar, reformular, iterar y aprender. Aprender rápido nos facilita evolucionar nuestros diseños hasta conseguir lo que realmente desea el mercado, a la máxima velocidad, minimizando recursos y sobre todo riesgos. Como emprendedores, diseñadores o empresas, ¿podemos desear algo más?

Si quieres desarrollar productos o servicios alineados con las necesidades del cliente, que satisfagan sus expectativas y generar negocios rentables, design thinking es la herramienta en la que podremos apoyarnos para conseguir el éxito.”

Alfonso Prim Innokabi

7 secretos de la innovación, por Steve Jobs

random thoughts

Steve Jobs es, sin duda, un personaje controversial, aunque respetado hasta por sus detractores más feroces. En primer lugar, por haber creado de la nada a Apple y luego por haberla rescatado y transformado en una de las empresas más innovadoras del mundo.

Lo cierto es que, por más creativo que fuese, el hombre no improvisaba sino que se atenia rigurosamente a su propio credo innovador. Varios libros han analizado, en mayor o menor profundidad, el “modelo Apple” y los métodos que utilizaba Jobs para conducir su empresa. Uno de ellos es Innovación: 100 consejos para inspirarla y gestionarla, en el que Enric Barba presenta siete principios clave que utiliza Jobs. Estos son los 7 mandamientos de Apple:

1_Haga lo que le apasione
La pasión es la clave del genio. Jobs descubrió en su propia experiencia cómo alinear el trabajo con los propios gustos e intereses redunda en mayor energía, creatividad, constancia y resistencia a la adversidad. Si no está trabajando en algo que le guste y no puede cambiar eso a corto plazo, dé pasos que lo lleven con el tiempo a trabajar en algo que le sea más agradable. Si lidera personas, asegúrese de ubicar a cada uno en la tarea que más ajusta a sus habilidades y preferencias. Es la forma de sacar lo mejor de cada uno.

2_Cree una visión
Las visiones inspiran y motivan. Nos llevan a pensar en grande, a superar los límites y ayudan a liderar y unir los grupos de trabajo y darles un sentido de dirección y pertenencia. Jobs fue comparado muchas veces con un evangelizador, más que como un hombre de negocios. Puede estar lanzando un reproductor de audio o un nuevo teléfono, pero en su discurso parecerá que está cambiando al mundo.

3_Reactive su cerebro
Hágase las preguntas que no se hace nadie. ¿Por qué? ¿Qué pasaría si…? Conecte aquello que parece disociado. Jobs vivió siempre en la frontera entre la tecnología y la cultura. Es un apasionado del diseño y la estética, y aplica permanentemente esa sensibilidad al desarrollo de productos electrónicos de consumo. Además, los productos de Apple en los últimos años son excepcionales muestras de hibridización. Combinar telefonía, reproducción de audio, video, navegación web, etc. es la forma en que ha buscado dar a sus dispositivos una ventaja.

4_Venda sueños, no productos
Ayude a sus clientes a mejorar sus vidas con sus productos. Después de todo, es eso lo que ellos persiguen. No están enamorados de su empresa, sino de sus propias aspiraciones y deseos. Ayúdelos a alcanzarlos. Por ejemplo: la capacidad de edición de música y video que traen las computadoras Apple es importante sólo porque permite que el cliente se exprese creativamente, aunque no sea un profesional. El resto son detalles técnicos.

5_Mantenga el foco
Diga que no a 1000 cosas. La verdadera pregunta que debemos hacernos todo el tiempo es: ¿por qué me comprarían este producto? Todo lo que no lleve a responderla satisfactoriamente puede y debe ser eliminado. El resto no crea valor, dispersa energía. Elimine los productos no rentables de su portfolio y concéntrese en los más interesantes. En los negocios, la efectividad es hija de la concentración.

6_Brinde una gran experiencia
Preste atención no sólo al producto sino a la experiencia que provoca en el cliente, desde el momento mismo en que lo adquiere. Cuide el entorno en que ofrece sus productos, brinde un gran servicio, haga que el proceso de compra sea fácil y práctico para el cliente. Permita que experimenten su producto antes de comprarlo.

7_Comunique efectivamente
Que todos sepan que tiene un gran producto. Diga las cosas de forma sencilla. En una presentación no transmita más de tres ideas. Explique con dibujos y utilice historias. La comunicación es casi tan importante como el producto. Después de todo, ¿de qué sirve haber creado el mejor producto si no sabemos comunicarlo?

Eduardo Remolins economista especializado en Management de la Innovación

10 preguntas para mejorar tu pensamiento estrategico

work smarter

“Aquí tienes las 10 preguntas que te permitirán pensar de forma más estratégica:

1_¿Qué estás intentando conseguir?
Esta es la pregunta más importante, porque determina la dirección en la que vas. ¿Cuál es tu POR QUÉ? ¿Cuál es tu visión?
Una vez tengas la respuesta a esta pregunta, puedes empezar a pensar en las siguientes.

2_¿Qué valores o ideas representas con tu marca?

3_¿Cómo describirías a tus mejores clientes?

4_¿Con quién quieres hacer negocios en el futuro?

5_¿Qué tipo de clientes son los más rentables (te traen más beneficio con una menor inversión)?

6_¿Qué acciones te traen el mayor número de clientes y por qué?

7_¿Cuál es el mayor gasto que tienes en tu negocio?

8_¿Cuáles son las mejores oportunidades de crecimiento o éxito que consideras ahora mismo?

9_¿Cuáles son las mayores amenazas a ese crecimiento?

10_¿Qué es lo que tienes que aprender para conseguir más clientes y más ventas?

Se nos da bien apagar los fuegos en el día a día, y hacerlo nos da una sensación de ‘haber marcado la diferencia’, pero debemos pensar en el futuro de nuestros negocios en el LARGO PLAZO  y no en el corto plazo.”

Isabel Anthony Torres se ese uno

mission and vision

concepts & definitions

_Why you need it? It fosters discipline, alignes effort and creates focus.
> A mission and vision are crucial for your company: your mission is your reason for being, while your vision provides you the focus for that mission.

_What is a mission? It’s a formal, short statement of the purpose of a company.
> A mission tells everyon why you exist. It’s the reason why your company was first created: to fill a need. So keep it short, simple and operative. And it must clearly define what you do, how you do it and whom you are doing it for.

_What is a vision? It’s about what you want to be and become.
> A vision is complementary to the mission: it helps to provide a focus for it. A vision takes into account the current status of your company and serves to point the direction of where your company whishes to go. So it must be aspirational and it must inspire.”

 Henrik-Jan Van der Pol entrepreneur, management consultant, OKR evangelist

la nueva economía

random thoughts

A día de hoy, las empresas que tienen éxito son las que inspiran, aportan valor y conectan con sus clientes a nivel emocional.

Ahora las empresas empiezan a hablar de cómo pueden ayudar a las personas, cómo pueden respetar el medio ambiente y cómo pueden ser rentables a su vez, cuando antes sólo importaba lo último. Porque hoy sabemos que el marketing ha de estar orientado a dar valor, a dar valor primero. Por eso tu marketing ha de permitirte establecer una relación de confianza con tu mercado desde el principio, dar valor primero. De hecho, una de las mejores empresas en el mundo, una de las empresas más poderosas y que TODOS conocemos, basa su modelo de negocio en dar primero, en dar gratis. En efecto, se llama Google, y ellos basan su modelo de negocio en dar valor primero y su visión es hacer que la información esté disponible para todo el mundo. ¿No es una visión increíble?

Y aquí está el tema: los negocios hoy no empiezan con un producto, empiezan con un por qué. Lo que sabemos hoy en el marketing y en la economía es que los negocios que tenían un gran por qué, una gran visión, conectaban con las personas a un nivel emocional. Así, cuanto mayor sea tu por qué, cuanto mayor sea tu visión, más conectarás con las personas a nivel emocional. Hoy son las emociones lo que venden. La gente compra por la emoción, no por la lógica. Sí, tienes que atarlas juntas, pero son las emociones las que venden.

El hecho de que sientas pasión por tu proyecto, que te inspire, que quieras hacer algo importante, eso es lo que vende. Esa es la razón por la que digo que estamos pasando a una era en la que los pequeños negocios vamos a ponernos por delante. Las reglas del juego están cambiando, y cuando empieces a conocerlas, podrás jugar con resultados extraordinarios.”

Isabel Anthony Torres, Se Ese Uno