the two types of brands

random thoughts

“I’ve noticed a distinct pattern in businesses, essentially creating two distinct ‘groups’ of brands, entrepreneurs and business leaders.

Looking over brands and the people who got us as branding professionals excited to work on their brands and projects, I found one common characteristic: those who excited me were looking to the future. More to the point, they were creating the present starting with the future. Like a gold medal Olympic runner, they are motivated by the end goal, the finish line, the win for their country. In short, by that factor that doesn’t yet exist. This group of business leaders is one category of business people and businesses — a very exciting type of entrepreneur to work with since they look at things which don’t yet exist and work to bridge the gap between what isn’t yet. Oftentimes, these are seen as the visionaries, the ‘geniuses’, the ones who ignore (or redefine, or reinvent) the box everyone else is trying to think outside of.

The other category of brand and entrepreneur is the one who creates the future starting with the present. This approach uses today’s resources and looks to move those into the future. This tends to be a bit more conservative even though it can achieve incredible success.

The difference is this: referring back to the Olympic runner mentioned above, you would find a distinct difference between the runner that’s focused on right now, their current stride, how much they’re breathing, etc. and the one focused on the future. The difference is ‘the launch pad’ or ‘foundation’ of each. It’s almost a question of are they looking forward from now or looking back (reporting to us their findings) from the future?

The most commonly known example of these two types of entrepreneurs is the difference between Microsoft and Apple (under Steve Jobs). Microsoft used the present to create their future in business whereas Steve Jobs endlessly looked to what could be and started with the future dreams and aspirations and brought them into being. This mentality and orientation defined each company, its DNA and the overall culture each company was known for.

There’s a cousin of this second group (that creates the future starting with the present): it’s those who create the present starting with the past. But I am not speaking about those who are revivalists or curators of incredible vintage artifacts; I am referring here to those who refuse to change with the times or recognize new ways to attack a problem, and insist that the old notion or approach is somehow sacred and must remain inviolate, even when faced with insurmountable evidence that it is no longer effective.

The dividing line is, where does a project, brand, dream or vision start?
_If it starts in the past, it is most likely to become extinct as times change.
_If it starts in the present, the options remain more limited since one is using today’s available resources.
_If it starts in the future, it’s a wide open playing field and you’re likely ‘one of the crazy ones’ who might just change the world.”

David Brier branding expert

Anuncis

7 secretos de la innovación, por Steve Jobs

random thoughts

Steve Jobs es, sin duda, un personaje controversial, aunque respetado hasta por sus detractores más feroces. En primer lugar, por haber creado de la nada a Apple y luego por haberla rescatado y transformado en una de las empresas más innovadoras del mundo.

Lo cierto es que, por más creativo que fuese, el hombre no improvisaba sino que se atenia rigurosamente a su propio credo innovador. Varios libros han analizado, en mayor o menor profundidad, el “modelo Apple” y los métodos que utilizaba Jobs para conducir su empresa. Uno de ellos es Innovación: 100 consejos para inspirarla y gestionarla, en el que Enric Barba presenta siete principios clave que utiliza Jobs. Estos son los 7 mandamientos de Apple:

1_Haga lo que le apasione
La pasión es la clave del genio. Jobs descubrió en su propia experiencia cómo alinear el trabajo con los propios gustos e intereses redunda en mayor energía, creatividad, constancia y resistencia a la adversidad. Si no está trabajando en algo que le guste y no puede cambiar eso a corto plazo, dé pasos que lo lleven con el tiempo a trabajar en algo que le sea más agradable. Si lidera personas, asegúrese de ubicar a cada uno en la tarea que más ajusta a sus habilidades y preferencias. Es la forma de sacar lo mejor de cada uno.

2_Cree una visión
Las visiones inspiran y motivan. Nos llevan a pensar en grande, a superar los límites y ayudan a liderar y unir los grupos de trabajo y darles un sentido de dirección y pertenencia. Jobs fue comparado muchas veces con un evangelizador, más que como un hombre de negocios. Puede estar lanzando un reproductor de audio o un nuevo teléfono, pero en su discurso parecerá que está cambiando al mundo.

3_Reactive su cerebro
Hágase las preguntas que no se hace nadie. ¿Por qué? ¿Qué pasaría si…? Conecte aquello que parece disociado. Jobs vivió siempre en la frontera entre la tecnología y la cultura. Es un apasionado del diseño y la estética, y aplica permanentemente esa sensibilidad al desarrollo de productos electrónicos de consumo. Además, los productos de Apple en los últimos años son excepcionales muestras de hibridización. Combinar telefonía, reproducción de audio, video, navegación web, etc. es la forma en que ha buscado dar a sus dispositivos una ventaja.

4_Venda sueños, no productos
Ayude a sus clientes a mejorar sus vidas con sus productos. Después de todo, es eso lo que ellos persiguen. No están enamorados de su empresa, sino de sus propias aspiraciones y deseos. Ayúdelos a alcanzarlos. Por ejemplo: la capacidad de edición de música y video que traen las computadoras Apple es importante sólo porque permite que el cliente se exprese creativamente, aunque no sea un profesional. El resto son detalles técnicos.

5_Mantenga el foco
Diga que no a 1000 cosas. La verdadera pregunta que debemos hacernos todo el tiempo es: ¿por qué me comprarían este producto? Todo lo que no lleve a responderla satisfactoriamente puede y debe ser eliminado. El resto no crea valor, dispersa energía. Elimine los productos no rentables de su portfolio y concéntrese en los más interesantes. En los negocios, la efectividad es hija de la concentración.

6_Brinde una gran experiencia
Preste atención no sólo al producto sino a la experiencia que provoca en el cliente, desde el momento mismo en que lo adquiere. Cuide el entorno en que ofrece sus productos, brinde un gran servicio, haga que el proceso de compra sea fácil y práctico para el cliente. Permita que experimenten su producto antes de comprarlo.

7_Comunique efectivamente
Que todos sepan que tiene un gran producto. Diga las cosas de forma sencilla. En una presentación no transmita más de tres ideas. Explique con dibujos y utilice historias. La comunicación es casi tan importante como el producto. Después de todo, ¿de qué sirve haber creado el mejor producto si no sabemos comunicarlo?

Eduardo Remolins economista especializado en Management de la Innovación