los 6 retos de las empresas españolas

work smarter

“Hay un potencial enorme de crecimiento si las empresas son capaces de asumir y afrontar con éxito los seis retos básicos de la globalización y la internacionalización:

1_Tecnología e I+D. La innovación es el motor del desarrollo de toda empresa. El frenético desarrollo de todos los mercados exige innovar constantemente. Es fundamental que en la empresa exista una inquietud y una cultura proactiva hacia la innovación.

2_Productividad total. La mejora constante de la productividad en todos los estamentos de la empresa es vital. Todos los que integramos la empresa tenemos que mejorar la calidad de nuestro trabajo constantemente. Se consigue enfocando la empresa a resultados e implantando un sencillo plan de dirección por objetivos.

3_Internacionalización. Nuestro mercado es el mundo. Las oportunidades existen, sólo hay que buscarlas.

4_Profesionalización. La complejidad creciente del mundo de los negocios obliga a que las empresas estén dirigidas por profesionales de la gestión, por directivos que tengan la formación necesaria y la experiencia para dirigir empresas en entornos cambiantes y muy competitivos. Ello exige una formación constante.

5_Capital intelectual. La entrada en el siglo XXI supuso la consolidación plena de la era de la información y del sector terciario como principal motor de la economía en los países desarrollados. Con una economía basada en los servicios, los intangibles cobran mayor importancia: el conocimiento, las habilidades, los valores y las actitudes de las personas en detrimento de la maquinaria, las instalaciones o los stocks. Pero tenemos estructuras demasiado jerárquicas, no dejamos que las personas piensen, el culto al presupuesto es el corsé que no deja desarrollar la creatividad, no se tolera el error y se coarta la iniciativa de las personas.

6_La voluntad de cambio. Por último, el reto fundamental estriba en la voluntad de cambio del empresario. La incapacidad para inventar el futuro se debe a que no se optimizan los recursos y los sistemas de gestión de la empresa, por la vulnerabilidad frente a las nuevas normas del mercado, por no cambiar políticas profundamente arraigadas, por la falta de espíritu emprendedor y por el fracaso en la redefinición de las nuevas estrategias.”

Jaume Llopis professor del IESE, Universidad de Navarra

cómo desarrollar nuevos productos y servicios

concepts & definitions

“Por muchas ideas que tengamos o buenos filtros que hayamos puesto en marcha para seleccionar las mejores, si nuestro proceso de desarrollo de productos no es robusto, al final habremos invertido mucho para no conseguir resultados. Pues hay que tener en cuenta que a medida que avanzamos del mundo de la creatividad y las ideas a la implantación práctica y real, los costes aumentan. En este sentido, contamos con la metodología de customer development model, definida por Steve Blank (The Four Steps to the Epiphany), algunos de cuyos conceptos fueron popularizados un par de años después por Eric Rimes en Lean Start Up, y que consta de 4 etapas en las que se validan hipótesis muy específicas:

1_Descubrimiento del cliente. En esta primera etapa debemos validar si existe un cliente de verdad para la idea que se nos ha ocurrido. Tenemos que olvidarnos de sesudos estudios sobre documentación secundaria y pasar a la observación directa.Y tenemos que ser capaces de de describir el comportamiento y sentimientos de los clientes potenciales ¿Cómo es ese grupo de personas? ¿Cómo se comporta? ¿Qué piensa?
>La hipòtesis es: ¿la necesidad o problema que hemos identificado es real?
Por ejemplo, si contamos con un blog para explicar qué estamos desarrollando y atraer a personas que potencialmente puedan estar interesadas en el concepto que estamos desarrollando, un formulario de registro es una buena manera de saber si hay cierto interés o no. Estamos probando cierto nivel de atracción.

2_Validación del cliente. En la segunda etapa debemos validar si podemos crear ventas para nuestro producto. Y aquí entra en juego el famoso concepto de Producto Mínimo Viable, popularizado en la metodología Lean Startup (¿qué es un Producto Mínimo Viable? Pues un producto o servicio que incluye únicamente las funcionalidades básicas —lo mínimo posible— y que ponemos a la venta lo más rápido posible y de la forma más directa, si es posible con tienda propia).
>La hipótesis es: ¿hay personas dispuestas a pagar por nuestro producto o servicio?
La clave en esta etapa es modificar e iterar, hasta que encontremos un modelo que funcione. Tendremos que cambiar elementos como precios, canales, e incluso la propia propuesta de valor. Y si no funciona después del tiempo que nos hayamos marcado, es que nuestras hipótesis no eran correctas y deberemos descartar la idea. La ventaja es que habremos aprendido más sobre nuestro cliente, sin haber entrado en costosos desarrollos de producto. Fallar rápido y barato es la clave.

3_Creación del cliente. Perfecto. Ya hemos conseguido vender las primeras unidades a un colectivo de personas y de forma recurrente. Es crítico que como aprendizaje de estas dos etapas para desarrollar nuevos productos seamos capaces de definir cómo son estas personas y qué elementos tienen en común. Sabemos a qué precio, qué prestaciones del producto son las más valoradas, qué canal utilizar y cuánto nos cuesta producir el producto o servicio. Ahora toca desarrollar la demanda para hacer rentable el producto. Y posiblemente necesitemos capital. Tenemos que decidir la estrategia clave de distribución (push o pull) e invertir en marketing y comercial.
>La hipótesis de esta fase es: ¿podemos desarrollar una demanda suficiente en el nicho de mercado de forma sostenible?
Y aquí es fundamental seguir escuchando al cliente y optimizar el producto para aumentar las ventas.

4_Escalar el producto. Es sin duda la fase más compleja del desarrollo, ya que pasamos por lo que se conoce como “el valle de la muerte”: debemos dar el salto de un grupo de personas al mercado masivo. Y ahí es donde muchas innovaciones caen. Pueden ser útiles para un grupo, pero no suficientemente grande para ser rentables.
>La hipótesis definitiva es: ¿podemos llevar el nuevo producto o servicio a un mercado masivo?
Se trata de ampliar el mercado, tanto geográfico como de segmentos de clientes. Y construir toda la estructura necesaria para poner en soportar el negocio: capacidad de producción masiva y departamentos de soporte.

En resumen: la metodología customer development model tiene 4 etapas —descubrimiento, validación, creación y escalado— y la clave es desarrollar nuevos productos en la calle, nada de en la oficina o en el laboratorio; hay que observar y hablar con clientes y lanzar cuanto antes la propuesta al mercado. Solo así sabremos si el nuevo producto tiene sentido o no. Porque el papel lo aguanta todo.”

Angel Alba Pérez apasionado de la innovación (innolandia.es)

11 obsesiones que tienen en común las empresas más exitosas del mundo

work smarter

¿Sabes que tienen en común Google, Ferrari, Apple, Marriot, Novartis, ING Direct y Cisco?
Que además de estar consideradas entre las mejores empresas del mundo para trabajar, comparten 11 obsesiones que las hacen ser una marca de referencia para sus competidores y una Love Mark para sus clientes actuales y potenciales.

1_Obsesión por la diferenciación:
Pese a que vivimos en un mundo saturado de competencia, las grandes empresas consiguen mantenerse y sobresalir porque basan su estrategia en la diferenciación. Es decir, todas las grandes empresas buscan diferenciarse del resto de sus competidores, ser únicos, novedosos, inimitables, pioneros, etc. Y esto lo plasman en absolutamente todo lo que hacen: desde el diseño de sus productos, hasta su imagen y su comunicación.

2_Obsesión por el cliente:
Todas las empresas de éxito están obsesionadas con satisfacer a sus clientes. Por eso, dedican gran parte de sus esfuerzos y su inversión en segmentar a sus clientes, analizarlos,buscar sus insight, encontrar sus necesidades insatisfechas, encontrar la manera de satisfacer sus necesidades insatisfechas, realizar estudios de mercado, encuestas de satisfacción, etc. Además, refuerzan las áreas que se dedican a la atención del cliente, el servicio de post-venta, etc. para asegurarse que el cliente jamás se queda desatendido.

3_Obsesión por la planificación:
Las grandes empresas no creen en la suerte. Por eso no dejan que nada quede a merced del azar y planifican todos los pasos que van a dar, tanto en el corto como en el mediano y largo plazo. No dan un paso al frente, sin haber realizado previamente suplan de negocios, su plan de marketing, su plan de comunicación, su plan de branding, su plan de Social Media Marketing, etc.

4_Obsesión por la calidad:
Todas las grandes empresas tienen unos estándares de calidad muy altos. Tanto así que para la mayoría de las grandes empresas la calidad de sus servicios forma parte de su estrategia de diferenciación. Por eso, los estándares de calidad se implementan en absolutamente todas las áreas de la empresa.

5_Obsesión por los procesos:
Todas las grandes empresas, además de planificar estratégicamente cada detalle, estudian al máximo todos los procesos implicados en su empresa para asegurarse que no hay cuellos de botella o errores que puedan dañar sus productos, su imagen y su reputación. Desde el proceso de ventas hasta el proceso de devoluciones, de demanda de pedidos o de fabricación de productos. Por eso establecen protocolos que detallan todos los procesos paso a paso para asegurarse que toda la empresa está alineada a cumplir los objetivos establecidos.

6_Obsesión por los empleados:
Otro elemento que tienen en común las grandes empresas es su obsesión por tener trabajadores satisfechos y motivados. Las grandes empresas saben que los empleados forman parte de su valor diferencial por lo que no solo contratan a los mejores sino que además tienen políticas de recursos humanos que potencian su productividad, su motivación y su satisfacción: Desde inmejorables lugares de trabajo, hasta ventajas sociales y bonificaciones. Para estas empresas toda inversión es poca cuando se habla de cuidar al personal de la empresa.

7_Obsesión por la imagen:
Todos sabemos que una imagen vale más que 1.000 palabras. Y las grandes empresas también lo saben. Por eso cuidan al máximo todos los detalles que pueden afectar directa o indirectamente a su imagen como marca. Desde el logotipo y el diseño de los productos hasta la página web, los envases o los e-mails automáticos de respuesta. Cualquier elemento que afecte directa o indirectamente a la imagen de la empresa está cuidado al detalle.

8_Obsesión por el aprendizaje:
Todas las grandes empresas están dispuestas a aprender. Por eso les encanta conocer la opinión de los consumidores ya que les ofrece la posibilidad de mejorar y aprender de sus errores. Además, siguiendo esa obsesión por el aprendizaje, todas las grandes empresas potencian en conocimiento de sus empleados, los capacitan, los especializan, etc.

9_Obsesión por la innovación:
Las grandes empresas suelen reinventarse. Eso es debido a la obsesión por la innovación, ya conocen a la perfección la velocidad y la voracidad del mercado, la duración de los ciclos de vida de sus productos y servicios y la necesidad de ser punteros e innovadores para cautivar al mercado y diferenciarse del resto de sus competidores.

10_Obsesión por el compromiso:
Las grandes empresas, son empresas comprometidas con sus clientes y con sus empleados, pero también están comprometidas con su entorno y con su comunidad. Por eso dedican parte de sus esfuerzos a la responsabilidad social empresarial, al eco-marketing y a los trabajos y colaboraciones con la comunidad y su entorno más cercano.

11_Obsesión por el control:
Las grandes empresas controlan o intentan controlar absolutamente todo lo que tenga que ver con su empresa: desde la productividad o el éxito en cifras de sus productos y campañas hasta la calidad de sus proveedores, los cambios en el mercado, la efectividad de sus partners o el impacto que causan en el entorno.

¿Y tu empresa? ¿Tiene alguna de estas sanísimas obsesiones?”

Idearium 3.0 (idearium30.com)

las 10 características que aumentan el éxito y la esperanza de vida de las organizaciones

random thoughts

“Estos son los principales rasgos diferenciales:

1_Pasión: la empresa forma parte de un proyecto de vida, que va más allá del trabajo.

2_Humildad: favorece una mejor relación con colaboradores, clientes, proveedores y otros grupos de interés.

3_Resilencia: capacidad de superar acontecimientos negativos y seguir hacia delante aprovechando las oportunidades.

4_Responsabilidad Social Corporativa: los valores sociales impregnan su cultura organizativa.

5_Personas: la fuerza de un equipo motivado y competente es otra fuente de ventajas competitivas.

6_Innovación: permite tener flexibilidad para adaptarse mejor a las transformaciones que se están viviendo en la mayoría de sectores por fenómenos como el bajo coste, la globalización, internet, etcétera.

7_Excelencia: la pasión por la calidad y el trabajo bien hecho permite mantener a los clientes actuales e ir ganando con el paso del tiempo.

8_Marketing: son empresas que invierten más o mejor que sus competidores en su marca  y en las acciones de marketing (precio, producto, publicidad, promoción, distribución…).

9_Internacionalización: en muchos sectores es fundamental estar bien posicionados en los mercados exteriores para complementar las ventas en el mercado nacional.

10_Finanzas prudentes: financian la mayor parte de sus inversiones con aportaciones de los accionistas o con los recursos generados por ellas mismas (aquellas empresas que ha sido conservadoras en los años de bonanza, es posible que ahora puedan aprovecharse mejor de las oportunidades que lleva la recesión, como comprar inmuebles o empresas a un buen precio).

Pero nada mejor que un buen líder para garantizar el futuro de cualquier organización.”

Oriol Amat i Pilar Lloret, economistes

un manifiesto en busca de adhesiones

random thoughts

“Desde la Fundación Factor Humà hacemos un llamamiento a ejercer una pràctica profesional coherente con los principios anunciados en el siguiente manifiesto, impulsando de manera decidia la puesta en práctica en el día a día de su organización.”

Anna Fornés directora de la fundació

1_la persona como valor
2_ética y buen gobierno
3_igualdad de oportunidades
4_desarrollo (del talento) y empleabilidad
5_transparencia, comunicación y participación
6_seguridad, salud y bienestar físico y emocional
7_retribución equitativa y justa
8_flexibilidad y equilibrio en las esferas vitales
9_corresponsabilidad en las relaciones laborales
10_innovación y creatividad

Big data, la revolución de los datos masivos

publications

Los datos masivos nos permiten experimentar más deprisa y explorar más pistas, ventajas que deberían producir más innovación. Pero la chispa de la invención se convierte en lo que los datos no dicen. Eso es algo que ninguna cantidad de datos podrá confirmar ni corroborar nunca, porque aún está por existir. Si Henry Ford hubiese interrogado a los algoritmos de datos masivos para saber qué querían sus clientes, habrían contestado ‘un caballo más rapido’.
En un mundo de datos masivos, son nuestros rasgos más humanos los que necesitaremos potenciar —creatividad, intución y ambición intelectual—, porque nuestro ingenio es la fuente de nuestro progreso.

Big data, la revolución de los datos masivos, de Viktor Mayer-Shonberger & Kenneth Cukier

la innovación según Tim Brown

quotes

“El diseño se encuentra en todas nuestras experiéncias y en todos los productos, servicios y espacios, por lo que la innovación debe explorarse de la perspectiva de la tecnologia, la empresa, las personas y sus necesidades.”

Tim Brown consejero delegado de la consultoria de diseño IDEO