Homo economicus

quotes

“En cualquier profesión hay gente deshonesta, pero no pueden arruinar el mundo salvo que se dediquen a la banca de inversiones.”

Rainer Voss ex alto cargo financiero alemán experto en banca de inversiones

[Hace doscientos años la ciencia económica inventó el Homo economicus, cuyo único objetivo era maximizar el beneficio. Por lo demás era apolítico, asexual, amoral… Se despojó al humano de todo eso y sólo quedó la persona que rinde económicamente. Entonces era un construcción teórica; hoy la gente quiere ser así.]

La buena crisis

random thoughts

“La variable clave para que un sistema humano funcione a cualquier nivel es la confianza. Y la confianza es algo que no admite grados: o confías o no confías. Si hay confianza hay compromiso, y cuando hay compromiso aparece la calidad.

Muchas empresas hablan mucho de motivación, pero esas empresas lo que deberían de hacer es dejar de desmotivar. La motivación se logra tratando con respeto a las personas. Primero seleccionándolas bien para los propósitos y fines que tiene nuestra organización. Es muy importante hacer una buenas selección del perfil que encaje por competencias y capacidades al lugar que tiene que ocupar; personas con un alto nivel de talento pero sobre todo con un excelente talante. Por lo tanto, la selección es muy importante; la selección de aptitudes intelecutales y operativas, pero también de la inteligencia emocional y social, la empatía, la capacidad de escuchar, aprender… Esa inteligencia creativa que sólo nace si están las cualidades anteriores. Y sobre todo inteligencia moral. La ética. Porque de nada sirve lo anterior si no hay unos principios en los que las personas se sienten respetadas y cuidadas.

Però insisto, quizás el problema más grande que tenemos hoy en la economía mundial es la falta de valores y principios, la falta de transparencia, la manipulación, la mentira, los intereses ocultos… En definitiva, la perversión.

La crisis económica ha sido un síntoma de una crisis profundísima de ética y de principios. Mientras no tomemos conciencia de eso no puede haber brotes verdes.

Lo que realmente genera desánimo y pesar en la sociedad civil española es que no hay nadie que le diga que todo este esfuerzo que está haciendo servirá para tener algún futuro concreto. (En lo estratégico, en la gestión de una organización tienes que tener una visión y compartirla con tu gente.)

Y es que si no hay ética y no hay visión de futuro, no puede haber transformación.”

Reflexions d’Àlex Rovira, autor de La buena crisis, a la revista Notoria (nº 12)

La economía de la Intención

publications

Doc Searls acuñó esta expresión en uno de sus artículos en el Linux Journal. En él planteaba La economía de la Intención impulsada por los consumidores, donde las empresas tienen que responder a las intenciones reales de los clientes. Ya no basta con esforzarse en llamar la atención del consumidor y el marketing tradicional pierde peso. Se trata de lograr una personalización masiva. El cliente tiene el poder de decirle a los vendedores lo que quiere, cómo lo quiere, dónde lo quiere y cuándo lo quiere. Muestra su necesidad y son las empresas las que tienen que aportar la mejor oferta.

En La economía de la Intención solo van a sobrevivir las organizaciónes capaces de adaptarse a ese cambio de la demanda, las que sean capaces de modificar la comunicación corporativa y su relación con las personas.

Vivimos un cambio de paradigma. Los consumidores han asumido el control gracias a las herramientas online y exigen a las marcas una forma distinta de acercarse al mercado: “no me vendas, déjame que te compre”. Tras esta máxima se esconde una estructura empresarial diferente que toma las decisiones en función de los deseos del cliente. Ellos los exponen y comparten en múltiples canales. Las empresas solo tienen que escuchar, interpretar y actuar en consecuencia.

The intention economy; when customers take charge, de Doc Searls
Ed. Harvard Business School Press.

la nueva economía

random thoughts

A día de hoy, las empresas que tienen éxito son las que inspiran, aportan valor y conectan con sus clientes a nivel emocional.

Ahora las empresas empiezan a hablar de cómo pueden ayudar a las personas, cómo pueden respetar el medio ambiente y cómo pueden ser rentables a su vez, cuando antes sólo importaba lo último. Porque hoy sabemos que el marketing ha de estar orientado a dar valor, a dar valor primero. Por eso tu marketing ha de permitirte establecer una relación de confianza con tu mercado desde el principio, dar valor primero. De hecho, una de las mejores empresas en el mundo, una de las empresas más poderosas y que TODOS conocemos, basa su modelo de negocio en dar primero, en dar gratis. En efecto, se llama Google, y ellos basan su modelo de negocio en dar valor primero y su visión es hacer que la información esté disponible para todo el mundo. ¿No es una visión increíble?

Y aquí está el tema: los negocios hoy no empiezan con un producto, empiezan con un por qué. Lo que sabemos hoy en el marketing y en la economía es que los negocios que tenían un gran por qué, una gran visión, conectaban con las personas a un nivel emocional. Así, cuanto mayor sea tu por qué, cuanto mayor sea tu visión, más conectarás con las personas a nivel emocional. Hoy son las emociones lo que venden. La gente compra por la emoción, no por la lógica. Sí, tienes que atarlas juntas, pero son las emociones las que venden.

El hecho de que sientas pasión por tu proyecto, que te inspire, que quieras hacer algo importante, eso es lo que vende. Esa es la razón por la que digo que estamos pasando a una era en la que los pequeños negocios vamos a ponernos por delante. Las reglas del juego están cambiando, y cuando empieces a conocerlas, podrás jugar con resultados extraordinarios.”

Isabel Anthony Torres, Se Ese Uno

sin hacerse ilusiones

random thoughts

“Para comprar un piso ponga cifras a las emociones. No las deje flotar sin control en su interior. Haga una lista de lo que necesita: no de lo que quiere en un piso. Ese será su nivel de aspiraciones: situación, superficie, servicios… Después, compruebe en el mercado qué precio tienen y reajústelas a su poder de compra. Recuerde cuántas horas de trabajo le costará pagarlo. Y póngase plazos en cada etapa de la operación. Así la transformará en un algoritmo —secuencia de decisiones concatenadas— y, al cumplirlo, evitará caer en la euforia o la depresión indeseables al tomar una decisión cuyas consecuencias condicionarán el resto de su vida.”

Consell de Reinhard Selten, Nobel d’Economia, segons entrevista de Lluís Amiguet a La Vanguardia (2 abril 2014)

La cuenta atrás

publications

“Cada cuatro días y medio nace un millón de personas más en un planeta Tierra finito donde el cambio climático ya parece una realidad y en el que ya estamos utilizando todas las tierras cultivables que tendremos nunca”, afirma Alan Weisman. Por eso el periodista ha recorrido medio mundo para hablar con gente muy diversa, saber cómo viven y qué piensan de la situación del planeta. La conclusión básica es la necesidad de estabilizar y reducir la población, que a este ritmo a mediados de siglo podría llegar a 10.000 millones de seres humanos, pero también acabar con el despilfarro de alimentos, realizar una nueva revolución verde mucho más verde o diseñar una economía que prospere sin depender de un crecimiento constante.

La cuenta atrás, de Alan Weisman
Traducción: Francisco J. Ramos Mena
Ed. Debate. Barcelona, 2014
602 páginas (23,90 €) (e-book: 9,99 €)

Pimec alerta por los autónomos

news & events

Pimec alertó ayer de que el ritmo de bajas en el régimen especial de trabajadores autónomos (Reta) en Catalunya sigue siendo ‘altamente preocupante’. La patronal explicó también que es necesario impulsar medidas para reactivar la economía que, en el caso del colectivo de autónomos, pasan por la reactivación del crédito, el control de la morosidad y una fiscalidad más atractiva. Por último, pidió menores cotizaciones sociales, demandó la simplificación administrativa, la equiparación de derechos con los asalariados y potenciar la segunda oportunidad para los autónomos.

Notícia publicada a la secció d’economia de La Vanguardia (15 abril 2014)

#diguemprou

news & events

Aquest dimecres 19 de març a les 18h, PIMEC convoca una acte reivindicatiu empresarial sota el lema #diguemprou.

“Ara ja fa més de set anys que estem en crisi. Una crisi que ha afectat, i continua afectant greument el nostre teixit productiu. En especial i de forma més intensa a les pimes i als autònoms, que han estat sempre la base de la nostra economia.

El 2007 Catalunya tenia 535.000 pimes que ocupaven més de dos milions de persones. Avui dia en queden 470.000 que ocupen al voltant de 1.650.000 treballadors. Per tant, pel llarg i tortuós camí de la crisi hem perdut 65.000 empreses i més de 350.000 llocs de treball.

La crisi ha impactat també sobre l’estructura econòmica catalana, agreujant el fenomen de la desindustrialització, perceptible ja des de finals dels noranta. L’aportació de la indústria al valor afegit català ha assolit un mínim del 17%. Tot plegat és un preu massa alt per al nostre país.

L’any en què començà la crisi, les pimes generaven el 64% del valor afegit dels sectors de mercat. A dia d’avui, aquest paràmetre se situa lleugerament per sobre del 55%. La pèrdua de pes enfront la gran empresa és evident i també enfront el sector públic i els sectors de no mercat. Així, podem afirmar que el segment de l’economia que més ha patit i està patint la crisi és sens dubte el de les pimes i els autònoms.

Curiosament però, tant polítics com analistes semblen coincidir en què la sortida de la crisi vindrà de la mà de les pimes i les noves empreses, que permetran regenerar el teixit productiu del país. Tots se n’omplen la boca amb aquest discurs. No obstant, les paraules van per un cantó i els fets van per un altre. Es fan promeses de suport que gairebé mai arriben a bon port i justament les darreres mesures van en direcció oposada.

Avui, però, aquesta majoria empresarial alça la seva veu per exposar els nombrosos greuges que pateix (els augments en els costos de la Seguretat Social, les polítiques erràtiques i els augments dels preus de l’energia, la creixent pressió fiscal, la manca de crèdit i el seu elevat cost, les contínues i reiterades inspeccions de tot tipus, les traves administratives, etc) i reclamar canvis profunds i immediats. No podem permetre que ser empresari hagi esdevingut una raresa o un miracle al nostre país, que Catalunya hagi deixat de ser una terra d’oportunitats i que els nostres joves triïn abans el camí de l’emigració que crear aquí la seva empresa. El futur del país i de la societat estan en perill i ha arribat el moment en què les pimes i els autònoms #diguemprou.

 

un ensayo sobre el dictado de la economía, premio Fuster

random thoughts

“La economía ha dado un golpe de estado, ella es la que manda ahora”.
Esta es la idea base sobre la que el profesor Josep Burgaya (Vic, 1960) construyó el ensayo que se alzó con el prestigioso premio Joan Fuster, dotado con 6.000 euros, en la 42 edición de los Premis Octubre. Con el título Economia de l’absurd; quan comprar més barat contribueix a quedar-se sense feina, el texto quiere subrayar la paradoja de que una sociedad capaz de generar más riqueza es, sin embargo, cada vez más pobre, según su autor. “La globalización no es mala, podríamos haber globalizado los derechos sociales, pero hemos globalizado la pobreza”.
El jurado valoró que se trataba de un ensayo “valiente y muy bien documentado”. Josep Burgaya, doctor en Historia Contemporánea en la Universitat Autònoma de Barcelona y ex segundo teniente de alcalde de Vic por el PSC, reconoció el largo trabajo realizado para poder escribir esta obra. Su ensayo, dijo, tenía un fuerte toque pesimista, pero como señala su título, “no nos damos cuenta de que este sistema que nos vende productos tan baratos es un sistema que nos conduce a una sociedad de salarios de mierda; vamos a ser mucho más pobre”. Destacó, al respecto, cómo las grandes empresas “se están deslocalizadno, y también los servicios”. “Decidimos que los países pobres fabricaran, confiado en que nosotros nos quedaríamos con la invención y la calidad de los servicios, pero lo estamos perdiendo todo”.
Josep Burgaya valora que lo más grave de todo es que la política ha perdido la batalla. Que las empresas y los grupos financieros están asumiendo la gestión de nuestras sociedades. “Y aquí de lo que se trata al fin es de sí queremos una sociedad que integre o una sociedad que excluya; y soy pesimista, creo que vamos hacia una sociedad cada vez más injusta”. A su juicio, la revolución “conservadora ha ganado la batalla por debilitar a los estados”. Josep Burgaya ha publicado otras obras como El estado del bienestar y sus detractores, El futur ja no és el que era y Reflexions d’urgència en temps d’incerteses.

Article de Salvador Enguix a La Vanguardia (27 octubre 2013)