Designpedia

publications

La creatividad es necesaria para afrontar los retos del retos empresarial, pero no basta con querer ser creativos; hay que trabajar esa capacidad. Desginpedia es un manual de design thinking, una disciplina que pretende hacer frente a los desafíos de gestión, de desarrollo de negocio o de desarrollo de servicios de una empresa desde la misma perspectiva y con el mismo sistema con los que un diseñador enfrenta y resuelve proyectos. Designpedia recopila las herramientas con las que innovar y emprender, herramientas para mapear —como la técnica de los cinco porqués—, explorar —como las entrevistas cualitativas—, construir —como el mapa de convergencia— o poner a prueba nuestras soluciones, como la matriz de retroalimentación.

Designpedia, de Juan Gasca y Rafael Zaragoza
Lid editorial, Madrid, 2014
254 pàgines, 19,90 € (e-book: 11,99 €)

Anuncis

design thinking: aprende a pensar como un diseñador

concepts & definitions

“Cuando hablamos de design thinking, rápidamente nuestra mente se va a traducir el término al castellano, perdiendo todo su glamour: pensamiento de diseño. Realmente sería una pena quedarnos con la traducción literal del término, porque design thinking es mucho más que la manera de pensar de un diseñador. El término design thinking lo popularizó Tim Brown, el CEO y presidente de Ideo, y hoy en día es toda una corriente de pensamiento entorno al desarrollo de productos y servicios.

Pero para ver si tratamos de encontrar una explicación, la primera pregunta que se nos ocurre es: ¿cómo piensa un diseñador? Pues imaginemos que encargamos el diseño de un nuevo concepto de bolígrafo. Según el design thinking deberíamos pensar más allá de que el objeto cumpla su función de escritura. Un buen diseñador pensaría en su apariencia física, su ergonomía, su color, su peso, cómo podemos guardarlo, …, en resumen, un montón de variables que implican mucho más que el mero hecho de que el bolígrafo pinte correctamente. Tim Brown pone el ejemplo de Edison, que se hizo famoso entre otras cosas por inventar la bombilla. Pero lo realmente importante es que fue capaz de desarrollar el transporte de electricidad desde el lugar de producción hasta el lugar donde se debía encender la bombilla. El invento aislado de la bombilla no valee nada si no existiera toda la red de transporte de electricidad. Por tanto, ese es el verdadero design thinking, el que abarca todo el problema con una visión global.

Si buscas en Google el término design thinking, la información es amplia sobre todo en páginas en inglés, y la mayoría de los autores y profesionales describen un proceso que abarca entre 3 y 7 pasos.

design thinking en 7 fases

Generalmente, los pasos son comprender, observar, definir, idear, prototipar, testar e implementar. Para mi gusto, son demasiados. Por eso, después de buscar mucho, entre todas las representaciones que me he encontrado a lo largo de los años, me decanto por la siguiente de la empresa Batterii, que representa con una claridad asombrosa los pasos fundamentales del proceso de diseño.

design thinking en 3 fases

Inicialmente, nos damos cuenta de que hay una oportunidad: es la primera fase. La segunda es materializar esa oportunidad. Esta segunda fase se divide, a su vez, en otras dos: idear y prototipar.
Dicho así, suena sencillo.

1_Empatizar: El primer paso en todo proceso de diseño, al igual que en todo proceso emprendedor, es conocer al cliente, empatizar con él. Sin duda es un proceso que lleva su tiempo, pero nos permite conocer que problemas tiene ese segmento de mercado y descubrir que motivaciones tiene, que objetivos, que acciones realiza y sobre todo qué problemas tiene.
Empatizar y definir los problemas son los objetivos de esta fase. Para obtener este conocimiento existen muchas herramientas, pero en Innokabi empleamos especialmente el mapa de empatía, el customer journey map y sobre todo el lienzo de propuesta de valor y early adopters.

2_Idear: Una vez conocemos a los clientes, y hemos hecho nuestros sus problemas (lo que llamamos empatizar con ellos), el siguiente paso es idear soluciones. Para ello, a través de técnicas de creatividad y gamestorming, desarrollamos las mejores soluciones para el problema que queremos solucionar. Gamestorming consiste en un proceso divergente inicialmente, desarrollo de soluciones y finalmente converger hasta obtener la mejor solución.

3_Prototipar: Como las ideas en nuestra cabeza no valen nada, las técnicas de prototipado permiten convertirlas en realidad. El objetivo es compartir nuestras ideas, hacerlas tangibles con el resto del equipo, comprobar si lo que hemos pensado es útil, si el resto de personas entienden nuestra solución y sobre todo si lo que hemos pensado soluciona los problemas para los que se ha ideado. Prototipar nos permite testar, reformular, iterar y aprender. Aprender rápido nos facilita evolucionar nuestros diseños hasta conseguir lo que realmente desea el mercado, a la máxima velocidad, minimizando recursos y sobre todo riesgos. Como emprendedores, diseñadores o empresas, ¿podemos desear algo más?

Si quieres desarrollar productos o servicios alineados con las necesidades del cliente, que satisfagan sus expectativas y generar negocios rentables, design thinking es la herramienta en la que podremos apoyarnos para conseguir el éxito.”

Alfonso Prim Innokabi

los 6 retos de las empresas españolas

work smarter

“Hay un potencial enorme de crecimiento si las empresas son capaces de asumir y afrontar con éxito los seis retos básicos de la globalización y la internacionalización:

1_Tecnología e I+D. La innovación es el motor del desarrollo de toda empresa. El frenético desarrollo de todos los mercados exige innovar constantemente. Es fundamental que en la empresa exista una inquietud y una cultura proactiva hacia la innovación.

2_Productividad total. La mejora constante de la productividad en todos los estamentos de la empresa es vital. Todos los que integramos la empresa tenemos que mejorar la calidad de nuestro trabajo constantemente. Se consigue enfocando la empresa a resultados e implantando un sencillo plan de dirección por objetivos.

3_Internacionalización. Nuestro mercado es el mundo. Las oportunidades existen, sólo hay que buscarlas.

4_Profesionalización. La complejidad creciente del mundo de los negocios obliga a que las empresas estén dirigidas por profesionales de la gestión, por directivos que tengan la formación necesaria y la experiencia para dirigir empresas en entornos cambiantes y muy competitivos. Ello exige una formación constante.

5_Capital intelectual. La entrada en el siglo XXI supuso la consolidación plena de la era de la información y del sector terciario como principal motor de la economía en los países desarrollados. Con una economía basada en los servicios, los intangibles cobran mayor importancia: el conocimiento, las habilidades, los valores y las actitudes de las personas en detrimento de la maquinaria, las instalaciones o los stocks. Pero tenemos estructuras demasiado jerárquicas, no dejamos que las personas piensen, el culto al presupuesto es el corsé que no deja desarrollar la creatividad, no se tolera el error y se coarta la iniciativa de las personas.

6_La voluntad de cambio. Por último, el reto fundamental estriba en la voluntad de cambio del empresario. La incapacidad para inventar el futuro se debe a que no se optimizan los recursos y los sistemas de gestión de la empresa, por la vulnerabilidad frente a las nuevas normas del mercado, por no cambiar políticas profundamente arraigadas, por la falta de espíritu emprendedor y por el fracaso en la redefinición de las nuevas estrategias.”

Jaume Llopis professor del IESE, Universidad de Navarra

7 factores clave para la empleabilidad

improve yourself

“Jordi Serrano y Santiago García definen qué cualidades genéricas se valorarán más en los colaboradores.

1_Adaptabilidad. Dispuesto a cambiar, pero profundiza en la especialización propia.

2_Flexibilidad. Preparado a cambiar de papel, de empresa o de tecnología.

3_Creatividad. Es de lo poco que no podemos enviar a China para que lo hagan. Muere la definición del puesto de trabajo. Se da una idea y debe desarrollarse. Todos y cada uno en la organización deben crear.

4_Habilidad social. Fuerte capacidad de interaccionar con la gente y capacidad de influir. Vender, hasta el freelance debe saber venderse.

5_Competencia digital. Capacidad de armar el propio entorno de aprendizaje digital, orientarse, comunicarse y cuidar su reputación —y la de la organización— en la red.

6_Iniciativa y pasión. La figura más clara es la del intraemprendedor. Colaborar con generosidad. Es una de las claves de la diferenciación competitiva.

7_Liderazgo. Se precisan líderes servidores, que den un paso atrás y sean capaces de construir contextos que apoyen la aparición de intraemprendedores.

>Jordi Serrano y Santiago García son autores del libro ‘El ocaso del empleo’ (Libros de Cabecera, 2013), exdirectivos de recursos humanos y miembros fundadores de Future4Work, una comunidad de consultores especializados en ayudar a las organizaciones a adaptar sus prácticas de gestión de personas a estos cambios de entorno.”

Article de Jordi Goula al suplement Diners de La Vanguardia (5 octubre 2014)

 

 

7 secretos de la innovación, por Steve Jobs

random thoughts

Steve Jobs es, sin duda, un personaje controversial, aunque respetado hasta por sus detractores más feroces. En primer lugar, por haber creado de la nada a Apple y luego por haberla rescatado y transformado en una de las empresas más innovadoras del mundo.

Lo cierto es que, por más creativo que fuese, el hombre no improvisaba sino que se atenia rigurosamente a su propio credo innovador. Varios libros han analizado, en mayor o menor profundidad, el “modelo Apple” y los métodos que utilizaba Jobs para conducir su empresa. Uno de ellos es Innovación: 100 consejos para inspirarla y gestionarla, en el que Enric Barba presenta siete principios clave que utiliza Jobs. Estos son los 7 mandamientos de Apple:

1_Haga lo que le apasione
La pasión es la clave del genio. Jobs descubrió en su propia experiencia cómo alinear el trabajo con los propios gustos e intereses redunda en mayor energía, creatividad, constancia y resistencia a la adversidad. Si no está trabajando en algo que le guste y no puede cambiar eso a corto plazo, dé pasos que lo lleven con el tiempo a trabajar en algo que le sea más agradable. Si lidera personas, asegúrese de ubicar a cada uno en la tarea que más ajusta a sus habilidades y preferencias. Es la forma de sacar lo mejor de cada uno.

2_Cree una visión
Las visiones inspiran y motivan. Nos llevan a pensar en grande, a superar los límites y ayudan a liderar y unir los grupos de trabajo y darles un sentido de dirección y pertenencia. Jobs fue comparado muchas veces con un evangelizador, más que como un hombre de negocios. Puede estar lanzando un reproductor de audio o un nuevo teléfono, pero en su discurso parecerá que está cambiando al mundo.

3_Reactive su cerebro
Hágase las preguntas que no se hace nadie. ¿Por qué? ¿Qué pasaría si…? Conecte aquello que parece disociado. Jobs vivió siempre en la frontera entre la tecnología y la cultura. Es un apasionado del diseño y la estética, y aplica permanentemente esa sensibilidad al desarrollo de productos electrónicos de consumo. Además, los productos de Apple en los últimos años son excepcionales muestras de hibridización. Combinar telefonía, reproducción de audio, video, navegación web, etc. es la forma en que ha buscado dar a sus dispositivos una ventaja.

4_Venda sueños, no productos
Ayude a sus clientes a mejorar sus vidas con sus productos. Después de todo, es eso lo que ellos persiguen. No están enamorados de su empresa, sino de sus propias aspiraciones y deseos. Ayúdelos a alcanzarlos. Por ejemplo: la capacidad de edición de música y video que traen las computadoras Apple es importante sólo porque permite que el cliente se exprese creativamente, aunque no sea un profesional. El resto son detalles técnicos.

5_Mantenga el foco
Diga que no a 1000 cosas. La verdadera pregunta que debemos hacernos todo el tiempo es: ¿por qué me comprarían este producto? Todo lo que no lleve a responderla satisfactoriamente puede y debe ser eliminado. El resto no crea valor, dispersa energía. Elimine los productos no rentables de su portfolio y concéntrese en los más interesantes. En los negocios, la efectividad es hija de la concentración.

6_Brinde una gran experiencia
Preste atención no sólo al producto sino a la experiencia que provoca en el cliente, desde el momento mismo en que lo adquiere. Cuide el entorno en que ofrece sus productos, brinde un gran servicio, haga que el proceso de compra sea fácil y práctico para el cliente. Permita que experimenten su producto antes de comprarlo.

7_Comunique efectivamente
Que todos sepan que tiene un gran producto. Diga las cosas de forma sencilla. En una presentación no transmita más de tres ideas. Explique con dibujos y utilice historias. La comunicación es casi tan importante como el producto. Después de todo, ¿de qué sirve haber creado el mejor producto si no sabemos comunicarlo?

Eduardo Remolins economista especializado en Management de la Innovación

la dieta mental para tener un cerebro sano

improve yourself

“El cerebro funciona con energía bioquímica, y si sabemos cómo funciona, podremos sacarle más partido. Pero al igual que cualquier otro músculo de nuestro cuerpo, necesitamos entrenarlo y esto solo se logra con una ‘dieta mental’, compuesta por distintas actividades, que no siempre incluimos en nuestro día a día.

David Rock, fundador del Neuroleadership Institute, junto con Daniel J. Siegel, describen lo qué tenemos que hacer para lograrlo: consta de siete actividades que hemos de realizar con frecuencia para así ser más creativos y desarrollar nuestro talento.

1_Dormir
Refresca la mente y el cuerpo. Y ademàs, consolida la memoria (asienta piezas de información que hemos ido aprendiendo durante el día).

2_Jugar
Gracias al juego, somos más flexibles en nuestras emociones y podemos ser más creativos. Esta es la explicación científica de por qué somos más permeables al aprendizaje cuando disfrutamos con lo que hacemos.

3_No focalizarse en nada concreto
Son momentos que nos ayudan a que luego seamos más eficaces en alcanzar un objetivo.

4_Desarrollar la introspección o vivir en el momento presente
Dar un paseo en plena naturaleza, escuchar una música tranquila o realizar algún tipo de meditación o relajación sin juicio; ayuda a rebajar el estrés y reduce la presión arterial y la tensión muscular.

5_Conectar con los otros
Dedicar tiempo a construir relaciones saludables, en las que disfrutemos de la compañía, de una buena conversación o de mantener un satisfactorio contacto físico. Además, gracias a la conexión con otras personas, somos capaces de mejorar nuestro sistema endocrino, cardiovascular e inmunitario.

6_Hacer ejercicio físico
Necesitamos hacer deporte para sentirnos sanos, pero el ejercicio físico nos ayuda también a que nuestro cerebro sea más plástico para el aprendizaje y la creatividad. Potencia además las actividades neuronales que le protegen del envejecimiento o de cualquier otro daño que podamos hacerle.

7_Focalizarse en objetivos
Para focalizarnos en las tareas de un modo más eficiente, es recomendable que nos centremos en alguna y que no caigamos en la multitarea, que nos roba tiempo y energía.

El cerebro funciona con energía; en la medida que lo alimentemos con las siete actividades fundamentales, podremos estar a pleno rendimiento.

 Pilar Jericó en El País Semanal

un manifiesto en busca de adhesiones

random thoughts

“Desde la Fundación Factor Humà hacemos un llamamiento a ejercer una pràctica profesional coherente con los principios anunciados en el siguiente manifiesto, impulsando de manera decidia la puesta en práctica en el día a día de su organización.”

Anna Fornés directora de la fundació

1_la persona como valor
2_ética y buen gobierno
3_igualdad de oportunidades
4_desarrollo (del talento) y empleabilidad
5_transparencia, comunicación y participación
6_seguridad, salud y bienestar físico y emocional
7_retribución equitativa y justa
8_flexibilidad y equilibrio en las esferas vitales
9_corresponsabilidad en las relaciones laborales
10_innovación y creatividad

Big data, la revolución de los datos masivos

publications

Los datos masivos nos permiten experimentar más deprisa y explorar más pistas, ventajas que deberían producir más innovación. Pero la chispa de la invención se convierte en lo que los datos no dicen. Eso es algo que ninguna cantidad de datos podrá confirmar ni corroborar nunca, porque aún está por existir. Si Henry Ford hubiese interrogado a los algoritmos de datos masivos para saber qué querían sus clientes, habrían contestado ‘un caballo más rapido’.
En un mundo de datos masivos, son nuestros rasgos más humanos los que necesitaremos potenciar —creatividad, intución y ambición intelectual—, porque nuestro ingenio es la fuente de nuestro progreso.

Big data, la revolución de los datos masivos, de Viktor Mayer-Shonberger & Kenneth Cukier

la hiperconectividad perjudica el cerebro

concepts & definitions

“Nos pasamo el día fijando la vista en una pantalla, ya sea la del televisor, la del ordenador (en el trabajo y/o en casa), la del smartphone o, desde hace poco, la de la tableta. “Estamos enfermos de hiperconectividad”, señala con preocupació la neurocientífica de la Universidad de Oxford Susan Greenfiels. Según ella, las pantallas son perjudiciales para el desarrollo del cerebro porque minan la creatividad, la imaginación, la autoestima e incluso nuestra capacidad básica para procesar la información. El resultado es que aparecerá una generació cuya mente se mantendrà durante más tiempo como la de un niño: ‘reactiva’.”

Llegit al suplement Salud de La Vanguardia de la setmana passada

no basta con tener una buena idea

quotes

“Uno de los aciertos [de la exposición] Més enllà de la creativitat es que consigue hacer sentir al espectador las dificultades a las que estos creativos se enfrentan en su día a día, a la vez que pone en evidencia que no basta con tener una buena idea, pues es entonces cuando empieza el trabajo más duro.”

Llegit al suplement Cultura/s de La Vanguardia de la setmana passada