Cómo hacer un plan de empresa

publications

Una guía en ocho pasos para elaborar un plan de empresa, un proyecto integrador, global, coherente hacia dentro y también con las posibilidades del mercado. Un modelo que debe permitir tomar las acciones pertinentes para llegar al escenario deseado y que implica ocho etapas. Para empezar, redefinir la actividad de la empresa, rediseñar su misión; conocer qué nos permite hacer la situación actual y futura; realizar un análisis interno para saber las capacidades de la organización; sintetizar los análisis externos e internos; fijar las líneas estratégicas y los objetivos; elaborar los planes de las áreas funcionales —marketing, operaciones, …—; establecer un calendario de implantación; y examinar la viabilidad de la empresa renovada.

Cómo hacer un plan de empresa, de José Manuel Martí y Thierry Casillas
Profit editorial, Barcelona, 2014
238 pàgines, 16,85 €

Anuncis

como crear un buen nombre de marca

random thoughts

“Incluso para ser creativo se requiere tener algo de método. Vamos a explicaros cual es la mejor forma, o al menos la que nosotros desde aquí recomendamos, para construir el naming de una marca.
Evidentemente, el primer paso es tener definida vuestra marca, valores, atributos, personalidad y posicionamiento; serán esenciales para poder darle forma a todo eso a través de un nombre.

1_Análisis naming de categoría
Ya lo habremos hecho, pero nos interesa conocer que tipo de construcción de nombres y significados se están trabajando en nuestra categoría. Y ordenarlos en ejes conceptuales como si de un mapa de posicionamiento se tratase.

2_Análisis naming de categoría paralela
El secreto a veces está en salirse fuera de tu categoría y observar cómo construyen algunas categorías o marcas que utilizan el mismo territorio conceptual (ej: Energía – alimentación, bebidas, deporte, eléctricas, etc.).

3_Modelo de construcción
Existen varios modelos de construcción sintáctica del nombre, y en base a nuestros análisis previos, descartaremos aquellos que no vayamos a utilizar.

_Descriptivos: Cuando el nombre se basa en la descripción literal (Thai Airlines).
_Neologismo: Cuando construimos un nuevo nombre partiendo de varios existentes (Bocadelia, Boca+Delicioso).
_Abstracto: Creamos un nombre inexistente (Yoigo).
_Sugerente: Cuando es un nombre que habla del beneficio directo (Iberia Express).
_Evocativo: Cuando partimos de una raíz conocida y construimos algo nuevo. (Bankia)
_Asociativo: Cuando nos describe algo de forma conceptual (Champion).

4_Territorios de creación
Una vez teniendo claro que tipo de nombre NO vamos a crear, es hora de poner el punto de partida.
Para ello haremos una lista de posibles territorios conceptuales de creación de nombre que encajen con nuestra propuesta de valor (ej: La Naturalidad, El Bienestar, La Belleza / ej: La Competición, El Esfuerzo, La Victoria / ej: Sabor, Placer, Recetas).

5_No filter
Es la hora de crear. En base al modelo de construcción que hemos escogido, uno o varios, y los territorios seleccionados es hora de ir apuntando todo aquellos que se nos venga a la cabeza, TODO.
No hay respuesta correcta, sólo estímulos que nos servirán para acabar de crear el nombre, por muy absurdos o tontos que nos parezcan pongámoslos en la lista. Es un ejercicio de Cantidad.

6_Mix and Match
Con nuestra lista de nombres por territorio, es hora de hacer cruces y construir nuevas opciones con la suma de varias, lo mejor dentro de la lista, o lo mejor de cada lista. Raices de unos, terminaciones de otros, derivadas, etc. Veréis como empieza a tomar forma y empezamos a ver la luz.

7_El filtro
De la lista que tenemos, tendremos que seleccionar aquellos que:

_Presenten mejor sonoridad
_Sean más memorables
_Construyan mejor diferenciación
_Sean morfologicamente agradables a vista y oído
_Y aquellos que mejor encajen con nuestra propuesta de valor

En este punto habremos pasado de tener de unos 50-100 nombres, a unos 15-20.

8_Shortlist
La lista de nombres escogida la tenemos que someter a lo que conocemos como pre-screening; una revisión rápida de coincidencias en el registro de patentes y marcas (OEPM) para asegurarnos que los escogidos no son nombre previamente registrados por otras marcas. Y de igual forma, comprobar que los dominios asociados puedan estar libres.

9_Supervivientes
De la lista de 20 nombres, puede que sobrevivieran al pre-screening unos 5-10 nombres, que deberemos poner en valor entre ellos. Es decir, escoger de forma cualitativa cuales cumplen mejor con nuestros objetivos. Para ello los enfrentamos a un panel de valoración basado en idoneidad estratégica, creativa y formal. Para cada nombre, puntuaremos del 1-5 estas afirmaciones:

_Estratégico
¿Se alinea a la propuesta de Valor?
¿Es suficientemente Flexible?
¿Potencia mi territorio y significado de Marca?
_Creativo
¿Tiene sonoridad?
¿Otorga relevancia a la marca?
¿Es fácil de recordar?
¿Es morfológicamente agradable?
_Formal
¿Puede registrarse sin modificarlo?
¿Es pronunciable por todas las audiencias sin que cambie la semántica?
¿Carece de asociaciones negativas?

10_En contexto
Por último, los 3 nombres con mejor puntuación deberíamos ponerlos en contexto para acabar de valorarlos. Es decir, no es lo mismo decir ‘Wamba’, que ‘Oye, mañana hemos quedado en Wamba para comer’, o ‘Sí, me han contratado en Wamba, empiezo mañana’. Observar como se desarrolla el nombre en un contexto de interacción real nos ayudará a ver el encaje de la marca con su entorno y su idoneidad.

Bueno, y con esto, tendríamos el naming creado y escogido.
Ahora sólo faltaría someterlo al registro formal a través de servicios profesionales que nos indicarán la disponibilidad en las diferentes clases, mercados y posibles oposiciones y riesgos.”

Branzai

las competencias que mide el FCA

concepts & definitions

“El FCA (Flexible Competency Assessment) de la consultora Hudson es un instrumento que puede ahorrar mucho tiempo en procesos de evaluación masivos, ya que las instrucciones están automatizadas y estandarizadas, por lo que cada participante puede realizarlo de forma independiente. Sin embargo, la imagen, presentación y detalles del evento a organizar se modifican en cada ejercicio para preservar la seguridad del mismo. “Tras completar el ejercicio, se genera un informe individual de cada participante con una puntuación para cada una de las competencias, así como una explicación del resultado obtenido”, señala Fernando Guijarro, quien detalla a continuación las cinco competencias que mide el FCA a cada persona analizada.

1_Capacidad de análisis
Se trata de ver la habilidad para realizar un análisis lógico, sistemáticos y estructurado de una situación, identificando problemas, reconociendo información significativa, buscando y coordinando datos relevantes para así realizar un diagnóstico óptimo y establecer conclusiones válidas.

 2_Orientación a resultados
El objetivo es hacer rentable para la organización el propio trabajo, lo que implica fijar prioridades, tomar decisiones y gestionar recursos para alcanzar y superar los objetivos o cometidos establecidos. Tiene en cuenta las consecuencias económicas de sus decisiones en el trabajo.

3_Cooperación
Cómo colabora y coopera con otros para lograr un objetivo común. Se trata de ver como contribuye al desarrollo de un clima de cooperación y de pertenencia a la vez que productivo y orientado a resultados.

4_Toma de decisiones
Se trata de ver cómo decide, teniendo en cuenta los objetivos, prioridades, riesgos y los factores económicos y temporales.

5_Orientación al cliente
Debe saber detectar y satisfacer las necesidades actuales y futuras de los clientes tanto internos como externos, así como identificar y resolver los problemas de los clientes, al igual que procurar alcanzar las expectativas que éstos tienen fijadas.”

Aparegut a la columna de Jordi Goula al suplement Diners de La Vanguardia

el rendimiento mental es la clave

random thoughts

“Hace más de 30 años, Eric Simmons, ex profesional del fútbol americano, creó el test PRO 3 para evaluar el rendimiento mental de los jugadores durante el NFL Scouting Combine; actualmente ya lo han pasado más de 14.000 deportistas (de la NFL, NBA, NHL y MLB) y se trata de un test de personalidad específicamente adaptado al deporte que permite medir las características y el potencial psicológico de los deportistas profesionales.

El sistema se desarrolla a través de 297 preguntas y los resultados miden e interpretan 31 factores de personalidad aplicados al deporte, tales como la inteligencia deportiva, el potencial de desarrollo, la competitividad o la estabilidad emocional. El análisis se realiza dividiendo los 31 factores en 3 áreas de la vida de un deportista; en el campo (la competición), en el vestuario (la socialización) y fuera del campo (la capacitación).

Conocido este test, no entendería que ninguna entidad deportiva que aspire a lo mejor no gozara de esta herramienta o una similar. Por favor, un poquito de modernidad.”

Fragments de l’article de Joan Golobart a La Vanguardia (14 febrer 2014)