7 reglas para crear un buen nombre

random thoughts

“¿Cómo lograr un nombre que responda a nuestros objetivos?
Pues estas son las reglas que proponen en Trout & Partners:

1_Enfoque: el nombre debe iniciar el proceso de comunicación.
Como cuando se elige el nombre para un recién nacido, lo primero que hay que tener en cuenta es que ese nombre será su primera carta de presentación. Lo que el nombre comunique será, por lo tanto, fundamental para que los consumidores se formen una primera percepción de tu marca, producto o servicio.

Para entrar en la mente de tus clientes no basta con que tengas un nombre eufónico, bonito. Pero esto es sumamente importante: el sonido que el cliente se representará en su mente al leer o escuchar ese nombre constituirá la primera impresión que se grabará en los consumidores (y, también, claro está, en tus posibles inversores).

2_Amplitud: debe incluir el concepto o la idea que se quiere transmitir.
Esto no quiere decir que tu nombre deba incluir una argumentación, sino que debe sugerirla, contenerla, llevarla consigo. Por ejemplo, si tu rasgo diferenciador es el servicio al cliente y la seriedad, tu nombre deberá atender, principalmente, a estas dos características; es decir, debe dar idea de relación personal pero sin perder el respeto y ofrecer una sensación de compromiso.

3_Concentración: no debe incluir todo aquello que no se quiere transmitir.
No sugieras con tu nombre aquello que quieres que los consumidores descarten en su percepción de tu marca. Hay que ser muy cuidadoso en este sentido porque las percepciones de los clientes son más difíciles de cambiar que de establecer. Todo lo que tu nombre diga debe responder a las características que quieres resaltar.

4_Competitividad: el nombre tiene que atacar a la competencia (reposicionarla es posible).
Si has hecho bien tu trabajo, a estas alturas ya tienes muy claro qué te distingue de la competencia, y esos serán los puntos más débiles de tus competidores. Ahí es donde tu nombre tiene que atacar.
Normalmente, si tu nombre logra distinguir las fortalezas relativas de tu producto, ya está atacando la percepción que los clientes tengan de tu competencia, sin embargo, reforzar la idea nunca está de más. Busca la manera de intensificar las ventajas de tu oferta frente a las debilidades del resto y posiciónate con ventaja en la mente de los consumidores.

5_Ascenso en su categoría: debe ayudar a posicionarla entre los productos de su especie.
Para subir escalones en la percepción que los consumidores tienen de tu producto, conviene que la acerques a los mayores referentes de tu sector. Cuanto más cerca esté tu producto o servicio de los líderes de su especie, más cerca estará tu empresa de desbancarlos y más oportunidades de venta tendrás, porque habrás alcanzado un lugar preferente en las decisiones de compra de los consumidores. Tu nombre debe sugerir también que tu oferta está en el mismo rango que la de los líderes del ramo.

6_Previsión de futuro: el nombre debe ser actual y abierto.
Tu nombre debe dirigirse a las tendencias que siguen hoy los consumidores, claro está. Pero conviene no perder de vista que las tendencias varían tan aceleradamente como el mercado. Cuando elijas tu nombre, piensa también en que deberá funcionar en el futuro, procura que el nombre de tu marca, producto o servicio siga las tendencias pero no tan de cerca que no pueda adaptarse a las nuevas tendencias que vayan surgiendo.

7_Globalidad: que sea un nombre que se pueda utilizar en otros idiomas.
En el mercado global, las oportunidades de negocio se mueven geográficamente, por eso conviene que estés atento a cómo implantarás tu oferta en contextos con otros idiomas y valores culturales. Busca un nombre lo suficientemente amplio para que funcione en contextos culturales diversos y, también, en entornos lingüísticos alejados. Así tendrás el primer paso para la internalización dado desde un primer momento.

En definitiva, el truco es descubrir cómo expresar la diferencia. Una vez que hayas logrado esto, focalizarte en los 7 aspectos que puntualizan en Trout & Partners te resultará mucho más fácil.
La otra clave de la comunicación es que, cualquiera que sea el atributo que se adopte, debe transmitirse como un beneficio para el cliente. Para eso, el nombre de tu marca, producto o servicio debe cumplir con las expectativas de los consumidores y tu comunicación debe estar mimada al máximo. Recuerda que lo que no se comunica, no existe (y si se comunica mal, no hay comunicación).”

Pilar Gatell Abre filóloga (para IDaccion)

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s