probar un colchón

random thoughts

“Lo que les voy a explicar hoy les puede resultar un poco extraño (más de lo habitual, pensarán algunos), pero creo que es necesaria una reformulación integral del concepto de tienda de descanso.

Sé que hay gente que no tiene problemas en tumbarse en el cochón de una tienda y hacer ver que duerme, descansa y lo que sea (desayuna, come, ve la tele, se divierte) deltante de todo el mundo. Hay parejas que no se cortan a la hora de simular sus posiciones (de dormir) para ver si les gusta el colchón, si los muellos o el látex (del colchón), la extensión y tamaño (ejem) se adecuan al espacio disponible en la habitación… Me alegro mucho por esa gente, pero yo no soy así, y para los que somo más tímidos o recatados, esta compra es como hacerla por internet.

«Túmbese, túmbese…» dice el vendedor animado señalando un colchón que parece más magreado que los de las casas de colonias a las que vas con 12 años. Uno hace por estirarse, pero yo no sé ustedes, pero yo no me voy a la cama (normalmente) vestido y con las bolsas de la compra, con alguien que me anima y rodeado de gente paseándose de forma distraída.

¿Por qué no hay probadores como en el H&M? Si para decidirme por una camiseta de 10 euros puedo pasarme tres horas en una tienda y probarme media tienda en la privacidad de un probador, ¿por qué no pueden habilitar un habitáculo pequeño donde uno pueda probar un colchón?

No les digo que para el test del colchón haga falta que pueda ponerme el pijam, tener una sábana y una almohada, un libro, compañero/a de cama, luz indirecta y ocho horas de paz. No hace falta tanto, pero comprarse el descanso diario bajo una luz de concesionario de automóviles es como comprar a ciegas.

Les cuento estas cosas porque son estos pequeños cambios e innovaciones los que hacen que los comercios tradicionales sobrevivan y demuestren complicidad. Pero hasta que esto pase, uno seguirá tomando nota de los colchones que le gustan en los hoteles y yendo con la referencia a la tienda a ver si lo tienen.”

Article de  Daniel Córdoba-Mendiola director estratégico en The hunter al Magazine de La Vanguardia (13 abril 2014)

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s